Home / Blog / Tenemos un plan
Image-1

Tenemos un plan

Desde hace años, las organizaciones que están luchando contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual están pidiendo una ley que ayude a un trabajo más eficaz. La realidad es que no hay ley. Pero desde hoy hay un Plan Integral contra la Trata, que ha sido un honor para mí poder ayudar a presentar en la sede de la Secretaría de Estado de Igualdad, junto al ministro de Asuntos Sociales, Alfonso Alonso, la directora de cine, mi amiga Mabel Lozano y la directora de Apramp, Rocío Nieto, por instancia de la Secretaria de Estado de Igualdad, Susana Camarero, que está haciendo un gran trabajo al frente de su puesto. La delegada del Gobierno, Concepción Dancausa; la defensora del Pueblo, Soledad Becerril; así como la portavoz de igualdad de Congreso de los Diputados, Carmen Quintanilla no han faltado a una cita que era especialmente importante al conmemorarse el 23 de septiembre el Día Internacional de la Lucha contra la Trata.

El Plan, aprobado el pasado viernes, 18 de septiembre, y dotado con 104 millones de euros, da un paso fundamental hacia adelante, en la medida que se ha aceptado algo que las organizaciones reclamaban desde hace tiempo y es que lo decomisado de los delitos de trata vaya a parar justamente a la lucha contra ella.  http://www.lamoncloa.gob.es/consejodeministros/Paginas/enlaces/18092015-enlacetrata.aspx

Susana Camarero, secretaria de Estado de Igualdad; Alfonso Alonso, ministro de Asuntos Sociales, Charo Izquierdo, Mabel Lozano, Rocío Nieto.

 

En España, fueron detectadas en 2014, 14.ooo mujeres como posibles víctimas de trata con fines de explotación sexual. 14.000 mujeres privadas de derechos, sin identidad, engañadas, privadas de documentación, de vida y de derechos. ¿Quién dijo que la esclavitud quedó abolida a finales del siglo XIX? En el siglo XXI, hay esclavos. Algunos historiadores dicen que hubo 12 millones de personas traficadas de África a América, entre los siglos XVI y XIX. Pues bien, en el siglo XXI, cada año cruzan las fronteras unas 800.000 personas para ser explotadas al tiempo que otras lo son dentro de sus propios países, según publicó en 2014 la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Y no las vemos. No queremos verlas.

A pesar de que no son pocas. 4, 5 millones es una cifra monumental. Estamos hablando de 4,5 millones de mujeres y niñas víctimas de trata con fines de explotación sexual, de los 20,9 millones de víctimas de trata (en general) de los que habla la Organización Internacional del Trabajo. ¿Difícil acabar con ello? ¡Dificilísimo! Porque nos enfrentamos a un negocio. Concretamente el tercer negocio ilegal más lucrativo del mundo, después de las armas y la droga, aunque todo apunta a que va camino de ser el segundo.Estamos hablando de 35 mil millones de dólares al año, 5 millones de euros solo en España.

Por todo esto, el Plan Integral es importante, por más que todos preferiríamos una ley, más aún viendo la vocación del Ministro que ha asegurado su deseo de que la trata entre de pleno en la agenda política, para que socialmente ocupe un lugar importante. Evidentemente, dependemos de la educación, en las casas, en los colegios, para reprobar que los seres humanos no pueden ser comprados y vendidos, para entender que la trata nutre a la prostitución, que aproximadamente el 80 por ciento de las mujeres que ejercen la prostitución no lo hacen libremente (hoy en la presentación del plan Rocío Nieto, directora de Apramp hablaba del 90 por ciento). Pero el mensaje político es fundamental. Como lo es la transversalidad del Plan que afecta a diversos ministerios: Educación, Asuntos Exteriores (porque hay que trabajar coordinadamente con los países de origen de las víctimas), Asuntos Sociales, Interior, Justicia…, Economía. Pocos temas deben de ser tan transversales. Pocos temas tan trascendentes para una sociedad que se ha acostumbrado a mirar y no ver, a pasar por calles en las que hay mujeres O-B-L-I-G-A-D-A-S a ejercer la prostitución, pero que no son putas, son víctimas de trata, a pasar delante de clubs de carretera que esconden la realidad y la vergüenza de mujeres que han sido engañadas y son explotadas. ¿Cómo podemos convivir con la esclavitud y no enterarnos?

 

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *