Home / Blog / Más parisina que nunca
image

Más parisina que nunca

image imagePodría escribir los versos más tristes, que diría Neruda, y serían siempre palabras, que no quiero escribir de rabia, aunque las escribo con la rabia de la sangre derramada, con el horror en la retina de tanta imagen a lo largo del fin de semana, con el agradecimiento de que la masacre siendo enorme no se convirtiera en gigante al no haber permitido la entrada a dos de los terroristas en el Estadio de fútbol, con la alucinación de que tanto odio pueda caber en chavales menores de veinte años a quienes obviamente han lavado tanto el cerebro que no temen por sus vidas a las que dan el mismo valor que a la del resto, o sea nada, por lo que no les importa matar ni inmolarse.

Escribo con el dolor y el cariño por un país en el que he residido y que admiro.  Con la esperanza de que la locura cese. Con la esperanza de que los terroristas sean detenidos y  castigados con la mayor pena posible. Pero con el sentimiento de justicia, evitando cualquier emoción de venganza que signifique continuar o perpetuar la guerra ni profundizar en las heridas. Escribo con celos y con la carne de gallina cada vez que escucho o simplemente pienso en esas masas de franceses que abandonaban el estadio cantando La marsellesa, su himno. Un símbolo de unión, de creencia en un estado común, de determinación a defender un Estado, el suyo (no hago comparativas porque a buen entendedor pocas palabras bastan). Escribo con la pena por los españoles muertos, pero también por el resto de nacionalidades, incluidos los franceses, lloro por los muertos, pero aún lloro más por quienes han resultado heridos y tendrán que acumular ya para toda su vida la mirada de la devastación, el fabatíamos, la destrucción y la muerte a su alrededor, en ocasiones de seres queridos.  Escribo con el sueño de no tener que escribir algo así nunca más.

Vive La Franceimage

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *