Home / En privado / Martes, 8 de diciembre de 2015

Martes, 8 de diciembre de 2015

Hoy, en un tren, he visto a un hombre hablar solo. Me he fijado bien. He comprobado que no llevaba ningún pinganillo por el que se comunicaba con alguien en la distancia. En efecto, hablaba solo.

Mi madre me dijo hace ya muchos años, casi en la infancia, seguro en la adolescencia, que cuidara mis gestos, que se notaba siempre lo que pensaba. Creo que no me afectó en exceso. Lo intento, pero sé que pocas veces puedo disimular mi enfado, mi extrañeza, mi desconfianza, mi alegría, mi entusiasmo.

Hoy, ese hombre ha denotado mi gesto. Seguro que de extrañeza.

Lo sé, lo intuyo, porque ha seguido hablando solo. Pero se ha puesto la mano delante de la boca. A él también debía de extrañarle su rareza. Y sin embargo era incapaz de dejar de comunicarse con él mismo, en un murmullo apenas perceptible. De esa su autocomunicación solo se notaba el leve movimiento de los labios.

Yo iba acompañada. Hablando. Pero no era capaz de alejar completamente la mirada. Como me ocurre por ejemplo, lo confieso, cuando me topo con una mujer de gran escote, un hombre que se duerme en el metro (o una mujer) o un niño precioso.

Iba acompañada, pero ganas me han dado de acercarme a ese hombre que hablaba solo para conversar con él.

He sentido pena.

Mira también

Domingo,7 de febrero de 2016

Estaba tan convencida de que el documental Chicas nuevas 24 horas dirigido por mi amiga Mabel ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *