Home / Blog / Esos maravillosos abuelos
IMG_6043

Esos maravillosos abuelos

IMG_6024
La coach Blanca Fernández-Galiano y yo durante la charla sobre “La importancia de los abuelos, celebrada en Imaginarium.

Seguro que cualquiera de quienes leáis esto sentís por un momento la emoción de pensar en los abuelos, los vuestros. Es una palabra cuyo sola mención trae a la memoria del corazón olores, sabores, caricias, aprendizajes. Es un concepto cuya simple evocación conlleva bienestar, amor, cuidados, mucho amor (y no es una repetición por error, lo es por convicción, amor, amor).

Una sociedad sin abuelos seguramente no sería tan beneficiosa (ya, ya sé que la nuestra dista mucho de ser perfecta, tanto que se diría sin abuelos…) porque, entre otras cosas, de ellos depende gran parte del sustento emocional y a veces funcional de muchas familias. Una sociedad sin abuelos estaría mucho más falta de amor y de valores, porque dan tanto a sus nietos, transmiten tanto bueno, que sus enseñanzas se convierten en modelo troncal que pasa a los niños sin que estos apenas sean plenamente conscientes de que están aprendiendo muchas cosas que no olvidarán nunca en su futuro.

A través de los juegos, desde luego, pero sobre todo a través de abrazos, mimos, cuidados y con el simple pasar de las horas juntos, ambos se nutren; los mayores de un gran amor, normalmente tan desinteresado que hay quien dice que no ha conocido otro igual; los pequeños, de un cariño especial, que no es el de sus padres, educadores, y que sin embargo también a su manera educa y es gran fuente de transmisión de valores.

Son estos parte de los temas que surgieron el “Día de los abuelos” en la charla organizada por Imaginarium y la web de las súper abuelas, Great Moments (soy su CEO y socia fundadora). Fue una conversación entre amigos, a la que asistieron usuarios de la web y clientes de la tienda, entre la coach Blanca Fernández-Galiano, que colabora habitualmente en la web, en la que tengo la sensación de que todos aprendimos y compartimos experiencias. Blanca nos habló de cómo pueden transmitir las abuelas la inteligencia emocional a los nietos, en ese momento en que su cerebro y su corazón son todavía una especie de esponja que lo capta todo (digo yo que si aprenden mejor idiomas, aprenderán también mejor la manera de relacionarse con ellos mismos, con su familia, con su ambiente). Expresó también la necesidad de que los propios abuelos entrenen su inteligencia emocional para estar hábiles a la hora de pasar el testigo de la misma. Discutimos sobre el punto de equilibrio entre cuidar a los nietos porque sí, por puro placer o por pura necesidad. Nos explicó que es importantísimo saber decir “no”, algo que implica que los abuelos pongan en determinados momentos sus necesidades al servicio de si mismos, en lugar de ponerlas siempre del lado ajeno. Esto del no creo, por cierto, que nos viene bien a todos. Y fue muy intensa la conversación en torno a un tema que es fundamental cuando se trata con niños, abuelos incluidos, como es el de la autoestima, esa que bien estimulada ahorraría tanto psicólogo, y que me perdone el colectivo. Ya sabemos que el lenguaje no es inocente, así que su uso por parte de los abuelos en la relación con sus nietos tiene que ser bien cuidadoso para emular sin comparar, de manera que cada cual se sienta importante; o para hacerles sentir que pueden llegar donde se propongan, sin hacerles creer que son la última cocacola del desierto; o para que sepan, eso siempre, que se les quiere por encima de todas las cosas.

Fue una charla estimulante, en la que todos sentimos que aprendíamos. Es la primera de otras que vendrán. En Great Moments seguiremos informando sobre las siguientes.

 

 

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *