Home / Blog / En favor de las mujeres de la República del Congo
caddy

En favor de las mujeres de la República del Congo

La activista y periodista Caddy Adzuba.

Me niego a escribir desde un punto de vista políticamente correcto República Democrática del Congo porque no puede ser democrático un país en el que las mujeres son violadas, mejor dicho utilizadas como un intercambio, tesoro, arma de guerra. No es posible. La semana pasada escuché por segunda vez en mi vida a la activista Caddy Adzuba, que venía a España a participar en un evento organizado por la marca Giosepo, a través de su fundación Esperanza Pertusa, en un acto de presentación de su pulsera solidaria Women 4 Change (w4c) que por cierto se venden a través de su web http://www.w4c.es/ (3,95 € destinados a la reinserción laboral y psicosocial de 150 mujeres del Congo víctimas de la violación y la guerra. Había oído y visto a la activista Adzuba el año anterior, cuando recogió su premio Príncipe de Asturias de la Concordia. Sentí lo mismo, aunque ella fue más discreta en sus alegatos que en el evento de Women 4 Change en el que fue entrevistada por la periodista y directora de El Huffington Post, Montserrat Domínguez, quien con sus preguntas nos ayudó a conocer mejor el trabajo de Caddy que, al final, no quiso dejar de lado su trabajo como periodista y acabó preguntando ella a la propia Montse y al público, entre otras cosas por la poca relevancia que otorgan los medios españoles y occidentales en general al problema de las mujeres del Congo donde se producen 10.000 violaciones al año. Con ese tono de no quiero molestar a nadie, sin subir ni un segundo la voz y con una (casi) permanente sonrisa en los labios, a pesar de la dureza del contenido de su discurso, aclaró además que “los soldados cuando no pueden violar porque no consiguen una erección, violan con el cañón de sus fusiles”. Caddy, como no podría ser de otra forma, vive amenazada de muerte, vive sin dinero (“pero no me importa porque puedo aportar ideas”), pelea porque se haga justicia con todas las mujeres, con esas mujeres a las que mantienen atadas tres o cuatro días a un árbol (“Mientras la justicia no funcione, las mujeres de mi país no estarán a salvo; confiamos en la justicia internacional”), por empoderar a las mujeres que además de ser violadas después son repudiadas. Nos tuvo a todo los asistentes con la lágrima a punto de desbordarse, se emocionó cuando yo le pregunté “Aparte de Caddy quién cuida de la mujer en el Congo”, y tardó unos segundos en contestar que “Dios las cuida…, lo siento, yo pienso así, soy católica”. Y recordó que las mujeres de su país son el sexo fuerte, “porque si lo hombres pasaran por lo que pasan las mujeres en la República Democrática del Congo no sobrevivirían” (y aquí sí dejo el apelativo Democrática porque lo pronunció ella).

content_image2

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *