Home / Blog / Contra el terrorismo machista
2015-11-07 13.13.27

Contra el terrorismo machista

2015-11-07 13.13.2741 mujeres han sido asesinadas en lo que va de año a manos de sus parejas o ex parejas. Hay, además, cuatro casos, en estudio, hasta determinar si las muertes son o no causadas por la violencia de género, esa que se ejerce contra las mujeres por el mero hecho de serlo, por la creencia absurda y vieja de que el sexo masculino debe dominar al femenino, lo que por raro que parezca sigue presente en muchos sectores de nuestra sociedad, en muchos países… Es cierto que el Tercer Mundo es mucho más frecuente que en el Primer Mundo. Es cierto que la feminización de la pobreza agrava el fenómeno, que hay lugares en los que no es que se violen los derechos de las mujeres, sino que directamente se atropellan, hasta el punto de llegar por ejemplo a la lapidación, por ejemplo, como ha ocurrido la semana pasada en Afganistán, con una mujer de entre los 19 y los 21 años, acusada de adúltera. Pero no es menos cierto que en nuestro Primer Mundo, en nuestra Europa, en nuestro país europeo, muchas mujeres siguen sufriendo malos tratos por parte de quienes comparten o han compartido su vida. Psicológico y físico. Mujeres dominadas. Jóvenes que no tienen derecho a vivir su vida. Esposas que son pegadas o asesinadas cuando expresan su deseo de separarse de quienes, normalmente, las someten a golpes, a insultos, a vejaciones. Mujeres de todas las edades, cada vez más jóvenes, aunque parezca mentira, que piensan que es bueno que su enamorado sea celoso o que le permiten controlar sus teléfonos móviles, secuestradas en aparente libertad. Mujeres de todos los estratos sociales, pobres y ricas, ricas y pobres, licenciadas y con pocos estudios, ejecutivas, empresarias, nobles…, ni un solo tipo de mujer ni un solo tipo de hombre es inmune a esta lacra.

Pero mucho ha cambiado. Hoy he sabido que mucho ha cambiado. Porque medio millón de personas no pueden equivocarse. Y sí, digo personas.  Porque hoy, en la manifestación contra las violencias machistas, en Madrid, había muchas mujeres, como no podía ser de otra manera, pero también niños, muchos niños, y hombres, familias enteras, como una demostración de que el machismo debe ser definitivamente desalojado de nuestra sociedad.

Y es cierto que a pesar de las asesinadas de este año, a pesar de la cantidad de estudios que hablan de cómo los jóvenes siguen perpetuando estos prejuicios ancestrales que permiten que la discriminación continúe, hace ya tiempo que la violencia ejercida contra las mujeres es cada vez peor percibida por nuestra sociedad. Desde luego, yo he comprobado cómo en diez años no solo es que las leyes hayan cambiado para protección de las mujeres (ley 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género), sino que socialmente no es admisible el conocimiento de un hombre que maltrata a su mujer. Ya no. Otra cosa es que lo hagan. Pero socialmente nadie lo aprueba. Como nadie entiende que un hombre propine un cachete a su mujer o le grite amenazante en una mesa rodeado de amigos. Hace aproximadamente diez años que comencé a interesarme por la violencia, por sus causas, por las mujeres que la sufrían, por los hombres que la infligían. He de reconocer que no todo el mundo lo entendía, que había personas que pensaban que se trataba de una emoción personal, de una obsesión. Hoy, más allá de las leyes, más allá de las críticas que puedan verterse contra la ley integral, se ha asumido por parte de la sociedad que las mujeres maltratadas deben ser protegidas; que hay que poner los medios para que no se produzca ni si reproduzca, para que no exista esa tentación de seguir sometiendo a las mujeres, lo que directamente tiene que ver con la educación; que las mujeres que sufren cualquier tipo de maltrato deben denunciar (34 de las 41 asesinadas este año no habían denunciado y 26 mantenían la convivencia con sus asesinos).

2015-11-07 13.06.53 Pero hoy, 7 de noviembre, pasará a la historia como el día en el que en España se salió a la calle para recordar que no queremos más mujeres asesinadas. “No están todos. Faltan las muertas”, se coreaba esta mañana. “No están locos. son asesinos.” Hoy ha sido un hito que demuestra que hay una gran parte de la sociedad, que excede a las mujeres, convencida de que esta es una responsabilidad de todos. La experiencia del 7 de noviembre, con un Paseo del Prado, una calle Alcalá y una Gran Vía madrileñas teñidos de morado, color símbolo del feminismo, no puede caer en saco roto. Ojalá fruto de esta gran manifestación se paren las cifras de muertas. Ojalá fruto de esta gran manifestación, la movilización social sea tan importante, que hayamos roto el círculo maléfico de la violencia.

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *