Home / Blog / Ayer no fui al gimnasio
aero2

Ayer no fui al gimnasio

Ayer no fui al gimnasio. No. Tenía mejores motivos. Mejores que cuidarme? Sí. No tengo que dar explicaciones a nadie. Ni siquiera a mí misma.

aeroAyer ya hice  bastante por mi y por mi estado vital. Me tomé mi leche de almendra que yo misma muelo, para aumentar mis dosis de calcio, sin necesidad de beber otras leches que ya sé que no son buenas. Tomé mi dosis de cereales para  el calcio, el magnesio y los buenos hidratos. Puse hojas de estevia (en hojas, porque la de los sobres es refinada y para refinamientos tomaría el azúcar de toda la vida, y esa la dejé hace años) en el té. Y decidí dejar a un lado cualquier otra posible obsesión corporal. Sí, claro que me preocupa mi físico, mi cuerpo y mi organismo. No, más que preocuparme me ocupo, como una actitud de siempre, de todo y  con todo ante la vida. Así que ayer decidí ocuparme de mi buena forma física solo a través de la alimentación. Y es que ayer tenía que ocuparme del corazón. No de sus aurículas y ventrículos. Para eso habría completado mis cuidados con los del ejercicio. Ayer decidí cuidar mi corazón al completo y era incompatible hacerlo y además ir al gym por una simple cuestión de horarios.

Era imposible estar al mismo tiempo en las máquinas de cardio y en el aeropuerto recogiendo a uno de los grandes amores de mi vida. Porque ayer, después de casi un mes regresaba a España una de mis hijas. Y juro que el corazón me iba a mil. No sé si eso  cuenta en el ejercicio cardiovascular. Ahora que ya te digo yo que para el del espíritu es fundamental.

También, por cierto, me ha mejorado la sonrisa.

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *