Home / Blog / Candidato a los Goya y bien social
image

Candidato a los Goya y bien social

Hay personas que se te cruzan en la vida y te hacen mejor, o contribuyen a hacerte mejor, a crecer, a ser más bondadoso.
Cuando reflexiono sobre si tengo o no tengo suerte, descubro que la tengo inmensa porque en mi vida se han cruzado seres que me han ayudado a crecer, seres también que me protegen, aunque no los toque, seres que me han ayudado al menos a esforzarme por ser mejor persona. Y hoy quiero hablar de una de esas amigas que el universo puso en mi camino y que me iluminó desde hace tiempo con una idea, con un tema por el que trabajar. Y su iluminación supuso, tal vez sin que ni ella ni yo lo supiéramos, uno de esos antes y después que se traducen en hito de vida.

ENTREVISTA A MABEL LOZANO POR SU PELICULA DOCUMENTAL,"CHICAS NUEVAS 24 HORAS". @ JESUS G. FERIA. 06-05-2015.
Mi amiga es Mabel Lozano. Y hablo de ella, entre otras cosas, porque su documental Chicas Nuevas 24 horas ha sido nominado a los premios Goya, un sueño para ella y para todos los que en menor o mayor medida la hemos acompañado en esta aventura y sobre todo para todos los que la queremos, que me consta que somos muchos.
Gracias a Mabel supe lo que era la trata de mujeres con fines de explotación sexual, un tema desconocido para mí hace aproximadamente diez años, cuando realizó su primer documental, Voces contra la trata. Desde aquel momento empujé sus iniciativas. Por ejemplo, juntas trabajamos para traer a Madrid la exposición The Journey, que había creado la actriz Emma Thompson. Recuerdo los desvelos de la redacción de Yo Dona, que entonces yo dirigía, para localizar y conseguir que la actriz viniera a España. Y sobre todo desde aquel momento tomé conciencia de la mayor manifestación de la violencia ejercida contra la mujer, que es la trata.
La trata nos unió hasta el punto de que cuando Mabel decidió realizar su último documental y quiso que se escribiera un libro como parte del proyecto pensó en mí. Y de ese deseo surgió mi novela, Puta no soy, basada en Yandí, uno de los personajes de su película.

Anuncios en una oficina de empleo en Cuzco, Perú.
Anuncios en una oficina de empleo en Cuzco, Perú.

Cada vez que recuerdo el encuentro con aquella adolescentes de 15 años que es la base de mi ficción me recorre el cuerpo un escalofrío. El mismo que he reconocido hoy al conocer la nominación que espero ver convertida en premio, no porque sea mi amiga, que también, sino porque realmente lo merece.
Mabel merece el Goya. Lo merece desde luego su documental, bueno, fresco, crudo, cero sensacionalista, que no hace pornografía del sufrimiento, frase que repite siempre. Pero lo merece ella que ha contribuido desde su labor de cineasta (a la que hay que unir el activismo) a poner la trata en el mapa y en las agendas políticas.
Sé de lo que hablo cuando digo que situarte delante de Mabel es exponerse a un huracán. Porque es, como los vientos, una fuerza de la naturaleza.
Por eso ha podido unir su fuerza a base de trabajo e insistencia a la de otras organizaciones que llevan años en la causa contra la trata para que en nuestro país se haya metido por fin en las conversaciones de café, en las páginas de los diarios, en las noticias y en las leyes. Estoy convencida de que su papel, unido al trabajo incansable e incesante de APRAMP, de las Madres Adoratrices, a través del Proyecto Esperanza, de la UCRIF, la unidad de policía que tan buen trabajo está haciendo en la desarticulación de las redes de trata, ha sido crucial en ayudar a la toma de conciencia por parte de las autoridades para sacar adelante el Plan Integral contra la Trata aprobado en septiembre por parte del Ministerio de Asuntos Sociales e Igualdad, que ambas presentamos junto al Ministro Alonso.
Supe muy pronto, antes incluso de escribir mi novela, que ya no iba a haber manera de salir del tema de la trata. Y tras publicarla estoy aún más segura. Lo he dicho en cualquiera de las presentaciones que he realizado: Cuando entras en la trata, ya no sales. Ellas, las víctimas, lo tienen peor; ellas sí que tienen difícil salir, volver a vivir como personas tras la cosificación a la que viven sometidas. Ya tengo esa querencia por la trata y si la tendré para siempre mucho tiene que ver mi amiga.

Mira también

aware

#Aware contra la radicalización

He esperado un par de días para escribir sobre la plataforma #Aware (Alianza de Mujeres ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *